Pasar al contenido principal

Nuestras mejores ideas para paseos en bicicleta en La Rochelle

Publicado el 24/01/2019 - Actualizado el 03/02/2022
Une cycliste regardant le vieux Port de La Rochelle
Francis Giraudon
favorite_border

Con más de 230 km de carriles para bicicletas presentes en la aglomeración urbana, ¡La Rochelle es sin duda alguna una ciudad para los amantes de los paseos en bicicleta y para los ciclistas experimentados! ¿Estás listo para descubrir en bicicleta nuestras mejores ideas en La Rochelle? ¡Todos a sus sillines!

1) Paseo en bicicleta con toda tranquilidad por La Rochelle

¿Y si decidimos visitar  La Rochelle de otro modo? Una vez que toda la tribu está equipada con cascos y buenas bicicletas, ¡parte para descubrir los lugares  más bellos de La Rochelle! Si las tres torres medievales del Viejo Puerto merecen hacer una parada y algunas fotos, sumérgete en el corazón de las callejuelas adoquinadas para impregnarte del alma de La Rochelle...

¡Tómate el tiempo para disfrutar de las arcadas y las elegantes mansiones que salpican todo el casco antiguo, antes de hacer detenerte en el parque Charruyer para disfrutar de sus 40 hectáreas de verdor! Finaliza tu día haciendo dejando las bicicletas, para disfrutar de la playa y tomar el sol en la arena.

 

Kamel Lahmadi

Las visitas imprescindibles del circuito:  El miércoles, sábado y domingo, date una vuelta por las Halles de La Rochelle. Auténtica institución para los rocheleses, que vienen acuden a este mercado para abastecerse de productos frescos: ¡será perfecto para preparar tu pausa de picnic! 

2) Siente la brisa marina recorriendo el camino de la costa en bicicleta

¡Escápate durante medio día de La Rochelle para explorar el camino de la costa!  Empieza en emblemático Puerto Viejo de La Rochelle y pedalea a tu propio ritmo durante los 16 km de la vía verde que te llevará a Esnandes. Bordea la costa salvaje de la costa para descubrir los paisajes típicos del departamento de Charente-Maritime... Después de haber descubierto los secretos del cultivo del mejillón en el Museo de la Miticultura, dirígete a la Bahía de l'Aiguillon para llenarte los ojos de belleza.  ¡Descubre entre la pointe Saint Clément y los acantilados de Pertuis unos panoramas marinos excepcionales y aprovecha la ocasión para admirar los famosos carrelets tradicionales!  
 

 

Las visitas imprescindibles del circuito: Visita a principios del otoño la Reserva Nacional de la Baie de l’aiguillon. ¡Es el mejor momento para observar las aves migratorias! 

3) Escapada gastronómica en bicicleta a Châtelaillon

Haz una de las etapas más agradables de la Vélodyssée, entre La Rochelle y Châtelaillon. Parte para un viaje en bicicleta y descubre los 14 km entre las dos ciudades. Es la ocasión de descubrir el encantador enclave costero de Chatelaillon-Plage y sus villas de estilo Belle Époque, antes de dirigirte al pueblo des Boucholeurs. En un golpe de pedal llegarás a las cabañas de los pescadores y a los parques ostrícolas: tómate el tiempo para recorrer el nuevo paseo y disfrutar del aire fresco del océano. ¿Tienes hambre después de haber ejercitado las pantorrillas? Disfrutar de un buen plato de marisco en uno de los bares de ostras del pueblo des Boucholeurs...

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

?A bicyclette ?#chatelaillonplage #charentemaritime #holidays #velo #slow #été

Une publication partagée par Chatelaillonplagetourisme (@chatelaillonplagetourisme) le

Las visitas imprescindibles del circuito: Haz una parada en el restaurante Saveurs Nacrées para conocer a Fanny y Fabrice, dos ostricultores de gran experiencia, que te darán a probar sus ostras ¡frente a unas impresionantes vistas al mar!

Saveurs Nacrées
34 rue du Port
17340 Yves

4)  Oxigenarse con la bicicleta en la isla de Ré  

Para hacer un paréntesis en la naturaleza, nada mejor que andar en bicicleta para disfrutar de los 115 km de carriles bici de la isla de Ré. Pedalea tranquilamente entre las marismas, los viñedos y las playas de arena fina por las rutas accesibles para todos. Haz una parada en Saint-Martin-de-Ré para disfrutar de un helado con vistas al mar o bien pedalea hasta la playa oceánica de la Conche des Baleines. ¡Una visita obligada para un paseo en bicicleta cuando se llega a La Rochelle!  

Las visitas imprescindibles del circuito: ¡Un helado sí, pero no en cualquier lugar! En La Martinière, una verdadera institución de la isla de Ré en materia de helados, podrás elegir entre 66 sabores!

La Martinière
17 Quai de la Poithevinière
17410 Saint-Martin-de-Ré

A cada uno su estilo

Recomendados para ti

En familia, en pareja o en solitario... Encuentra las ideas recomendadas para satisfacer todos tus deseos.