La Rochelle

MLRC
Julien Chauvet
favorite_border

La Rochelle, guapa y rebelde

Visita La Rochelle, en  Charente Maritime, durante un fin de semana o para una estancia prolongada. El programa incluye: callejuelas con el encanto de antaño, paseos 100 % naturales a lo largo del puerto y visitas culturales a compartir... ¡Sin olvidar todos los productos locales que puedes degustar!

La Rochelle urbana

Ya lo verás, la ciudad de La Rochelle desvela sus más bellos secretos a aquellos que saben estar atentos... Una vez en el decorado de la ciudad vieja, asegúrate de mirar hacia arriba para observar los detalles más insospechados, que se esconden en las fachadas de los monumentos. ¿Alguna pequeña pista? Las placas adosadas a las paredes de las callejuelas tienen un montón de historias que contarte...

¡Empieza con el Gran Reloj, que marca la entrada del casco antiguo de La Rochelle! En tu camino encontrarás: casas con entramado de madera, las callejuelas con arcadas, los pasajes abovedados y, a veces, secretos... Una atmósfera tranquila, donde se aprende a disfrutar de los momentos sencillos. Para una salida de compras, las calles están repletas de pequeñas tiendas, a cuál más bonita y encantadora. ¿Direcciones a recordar? ¡La rue du Merciers y la rue du Palais!
 

La Rochelle natural

Si el centro de La Rochelle es una pequeña joya arquitectónica a descubrir, te darás cuenta de que, no muy lejos de ti, siempre hay una callejuela, que te conducirá al puerto deportivo. Durante todo el año, el paseo a lo largo de los muelles del Puerto Viejo es una verdadera invitación a la relajación. Por el paseo nos cruzamos con las familias, los paseantes, los locales y los habituales, que se reúnen para compartir un paseo junto al mar. ¿Tienes ganas de hacer una pausa tranquila? No tendrás problemas en encontrar una mesa en la terraza, para tomarte una copa vistas a los barcos de pesca. 

Con la llegada del buen tiempo, ¿por qué no visitas La Rochelle en bicicleta? ¡Dirígete con la familia o en pareja a los carriles bici! Aviso a los caminantes: os esperan unas bonitas excursiones de senderismo en La Rochelle. 

La Rochelle cultura 

Los amantes de las salidas culturales estáis de suerte: ¡la Rochelle os reserva unos fantásticos días para hacer turismo cultural! Con los niños, el Aquarium de La Rochelle es un lugar de visita imprescindible para admirar sus increíbles animales marinos. Algo más alejado, continua la visita con el famoso Museo Marítimo de La Rochelle, donde podrás descubrir los camarotes de los marineros y una impresionante sala de máquinas... ¿El punto culminante del espectáculo? La visita de la fragata meteorológica France 1.
Para una visita inusual, ¿sabías que el búnker de la Rochelle está situado en pleno centro de la ciudad? Parte durante algunas horas tras los pasos de la Segunda Guerra Mundial...

Façade Musée Maritime

La Rochelle gastronómica

¡Después de todas estas visitas es necesario hacer una pausa gastronómica! Dirígete al sur, hacia los mercados de la Rochelle para degustar los productos típicos de la región. Podrás encontrar a los rocheleses en el gran mercado de La Rochelle,  situado bajo las Halles del siglo XIX.

Entre los puestos de queso, de pescado, los puestos de flores y de alimentos frescos, el gran mercado de La Rochelle es un lugar de encuentros. Si eres un amante de las ostras, tómate el tiempo para hablar con los productores de ostras locales, que compartirán contigo sus consejos para que te conviertas en un experto en ostras en La Rochelle. ¿Y si terminas tomando un café en alguna de las terrazas que rodean el gran mercado?
 

Stand de marché avec les produits locaux

 

Office de Tourisme de La Rochelle

A cada uno su estiloRecomendados para ti

En familia, en pareja o en solitario... Encuentra las ideas recomendadas para satisfacer todos tus deseos.