Los senderos de descubrimiento

cycliste aux minimes
Fred Le Lan
favorite_border

Paseos y excursiones

En pleno corazón de la aglomeración de La Rochelle

Los senderos de descubrimiento son caminos de senderismo, que ponen en valor el patrimonio local. Los amantes de la marcha, de la naturaleza y de la historia podrán utilizar estos senderos y descubrir estos lugares extraordinarios.

Aquí un pozo, allá un viejo molino, un arroyo, las ruinas de un castillo o un cartucho esculpido en la piedra de una fachada. ¿Qué nos cuenta el patrimonio? La aglomeración urbana de La Rochelle abarca un territorio, donde la naturaleza y la cultura se entrelazan perfectamente.

Son 17 itinerarios de descubrimiento, dispuestos en circuitos de 1 a 4 horas a pie partiendo de los pueblos de los alrededores de La Rochelle. Estos senderos están jalonados por paneles explicativos, que llamarán tu atención sobre los detalles del patrimonio cultural y natural: la flora, la fauna, las aves y las mil y una maravillas, que se ofrecen ante tus ojos. Las rutas están disponibles de forma gratuita en los ayuntamientos y en la Oficina de Turismo de la aglomeración urbana de La Rochelle.

El atractivo de la costa

De la Pointe St-Clément al norte hasta la Bahía de Yves al sur, los caminos blancos se dibujan a lo largo de una costa cambiante, a veces hecha de acantilados de caliza fina, a veces de playa de arena e incluso de canal urbano con sus muelles adoquinados en torno al Viejo Puerto de La Rochelle. 

Los amantes de los paseos podrán elegir las partes de esta ruta costera de 70 kilometros, salpicada aquí y allá por los carrelets, que dibujan su silueta en el horizonte. Los puntos de partida son diversos: desde Coup de Vague, en Marsilly, en dirección a Esnandes, de la pointe de Roux, en Aytré, en dirección a la de Chay en Angoulins, del puerto du Plomb, entre Nieul-sur-Mer y L'Houmeau, o el de Loiron, en Angoulins, desde Boucholeurs en dirección a la bahía de Yves...
 

¡A pie o en bicicleta!

El pequeño algo accidentado y el precioso horizonte de la región rochelesa son ideales para la práctica del cicloturismo. Los paseos por los carriles para bicicletas no presentan ninguna dificultad importante y son adecuados para todos los niveles. Por otra parte, es natural que dos rutas para bicicleta hagan etapa en La Rochelle: la Vélodyssée y la Vélofrancette. ¡Con el casco en la cabeza, la pantorrilla desnuda y el picnic en la bolsa, partirás para disfrutar de unos agradables paseos con aromas marinos y el aire fresco!

A cada uno su estiloRecomendados para ti

En familia, en pareja o en solitario... Encuentra las ideas recomendadas para satisfacer todos tus deseos.