• Français
  • English
  • Deutsch
  • Español

Mi carné de ruta

share
Versión para impresoraSend by emailVersión en PDF

El paseo de Mail

Publicado en 11 Agosto 2017 - Commentaires (0)
Nuestros favoritos

¿Buscáis una idea para pasear tranquilamente, accesible a orillas del mar? Os sugerimos ir hasta el paseo de Mail, desde donde sale un circuito pedestre.

 

Si dejáis el coche cerca del Parc Franck Delmas, cruzaréis el bosque d’yeuses (cadenas verdes) del Parc d’Orbigny y llegaréis al océano, unas vistas magníficas de la Punta des Minimes y del Faro de Bout du Monde.

 

Dirigiros bordeando el mar (a la derecha) hacia el parque del Casino: sendero asfaltado, con zona de césped a la sombra, bancos para descansar, un paraíso para los senderistas y ociosos del fin de semana. Así todos salen ganando: los jóvenes con las bicicletas, patines o monopatines, los padres con los cochecitos, las familias, los amigos, los abuelos...

 

Al continuar este bonito paseo se llega a unas bonitas vistas: bajo los pinos se distingue la playa de la Concurrence y al fondo, la torre de la Lanterne, fácil de reconocer gracias a su aguja gótica. Aquí recorreréis los pasos de las familias burguesas de La Rochelle y de la región que, en el siglo XIX cedió a la ola de «bains de Mar» al instalar en esta parte del litoral instalaciones de baño: cabinas para cambiarse (hombres y mujeres por separado...), cabinas de descanso y rampa de acceso para afrontar las aguas. Todo esto alrededor del Casino, lugar de relajación y de juego indispensable en una ciudad costera propia de este nombre.

 

Si continuáis, el camino serpentea y rodea el precioso edificio Fleuriau, «locura» del siglo XIX que da al mar. El recorrido continua por el agradable paseo de la Concurrence que termina en la playa del mismo nombre. Desde allí hay dos opciones: ir hacia el Puerto Viejo o pararse en una terraza a orillas de la playa.

 

A la vuelta, podéis bifurcar delante del Casino para recorrer los paseos sombreados de Mail y subir hasta el monumento conmemorativo situado al final de estas bonitas avenidas. En el camino no olvidéis admirar las villas y residencias de principios del siglo pasado, testimonio del atractivo de La Rochelle para las generaciones de familias que buscan el aire salado.

 

Un paseo refrescante, para todas las edades y sin moderación :-)

Comments

Enviar nuevo comentario

Your comment :

The content of this field is kept private and will not be shown publicly.
  • Web page addresses and e-mail addresses turn into links automatically.
  • Visitas

Nuestra selección
La Rochelle tourisme

Libro

Booking

La Rochelle City Pass
La Rochelle Tourisme
  • Français
  • English
  • Deutsch
  • Español